La Armada Invencible

Una visión clara en la empresa para ser una Armada Invencible

 

Frecuentemente asimilamos la dirección de la empresa al capitán de un barco que, desde su puesto de mando, dirige el timón tras determinar donde se encuentra la empresa y donde se desea ir. Pero esta `visión’ del rumbo que se va a seguir, y que va suponer la transformación de la empresa, debe realizase ‘por escrito’, planteando qué vamos a ser y qué nuevas capacidades competitivas debemos tener para llegar al siguiente puerto y al final del viaje planificado a medio o largo plazo.

 

Esta declaración debe ser redactada de manera que pueda medirse fácilmente y sea evidente cuando se vaya constatando que se alcancen objetivos. En la empresa moderna ya no se entiende como un barco único con una dirección monolítica, sino que se concibe como un equipo en que cada área tiene una función y debe realizar su aportación. Debemos entenderla como una ‘armada’, con un barco grande que lidera y otros más pequeños, constituidos por las direcciones funcionales o de unidades de negocio, que tienen cierta autonomía y deben aportar lo mejor de cada una en el éxito común.

 

La dirección debe definir la visión respondiendo a preguntas en 4 áreas estratégicas: 

  • La empresa y sus problemas: ¿Dónde estamos hoy?

  • La dirección estratégica: ¿A dónde vamos?

  • El entorno operativo: ¿Qué requiere el mercado?

  • La competencia: ¿Qué nivel de rendimiento nos permitirá obtener una ventaja competitiva en ese mercado

Esta visión se debe documentar a 2 niveles, a nivel global y de cada dirección de área, para que se tenga presente en cada acción y que cada área tenga una aportación al mismo objetivo común, permitiendo así que esa armada resulte ‘realmente’ invencible.

Please reload

Destacadas

RGPD: Reglamento general de protección de datos

1/5
Please reload

Entradas recientes
Please reload