Transformando ideas

Las fuentes de las ideas están ahí, lo que se requiere es que alguien las vea, las determine o establezca. Para ello es indispensable que las personas tengan ciertas habilidades que les hace posible concebir, desarrollar y materializar soluciones innovadoras. La detección de problemas, oportunidades o necesidades, va a requerir de un emprendedor con un ADN innovador, con habilidades como: preguntar, observar, experimentar, trabajar en red o asociar, para trasformar un problema u oportunidad en una solución innovadora.

 

La innovación siempre tendrá un inicio: la generación de ideas. ¿Qué preguntas debemos cuestionarnos para poder encontrar la forma de trasformar las ideas? El interrogar sobre aspectos que tienen que ver con la cadena de abastecimiento, la producción y comercialización de los productos será crucial; observar competidores, potenciales, aliados y fuentes de financiación será otro aspecto a considerar; así como el realizar diversos experimentos o validaciones que aseguren que se va por buen camino en el proceso innovador; y finalmente construir una red de personas e instituciones que apoyen la iniciativa es algo esencial.

 

No obstante, es necesario poseer la habilidad de conectar lo desconectado, de asociar elementos de otras áreas, disciplinas que pueden hacer que la idea se vuelva verdaderamente innovadora.
 

Please reload

Destacadas

RGPD: Reglamento general de protección de datos

1/5
Please reload

Entradas recientes
Please reload